Urticaria acuagénica

La urticaria acuagénica es un tipo de urticaria física. Es aquella urticaria que

aparece en lugares de la piel que han entrado en contacto con el agua. No ocurre

con etanol ni con acetona. Comúnmente es llamada alergia al agua. Los primeros

casos de urticaria acuagénica fueron descritos hasta el año 1964 y desde

entonces se han informado menos de 100 casos.

En la urticaria acuagénica las lesiones aparecen tras el contacto con el agua y se

localizan principalmente en el cuello, tronco, hombros, brazos y espalda. Tras el

contacto con el agua, e independientemente de su temperatura, aparecen lesiones

con inflamación, blanquecinas o translúcidas, a los pocos minutos o segundos de

la exposición, y que desaparecen al poco tiempo de secado. Afecta con más

frecuencia al sexo femenino, durante la pubertad o años después.

El tiempo medio de evolución de las lesiones es de 31 meses y en algunos casos

se presenta con más frecuencia en otoño-invierno y mejora en primavera-verano.

Se han descrito casos familiares de urticaria acuagénica.

El tratamiento con antihistamínicos previos a la exposición al agua son

aconsejados para mejorar la comezón. Los métodos de barrera frente al agua (tipo

vaselina) también pueden ser beneficiosos.

Recuerda que antes de iniciar cualquier tratamiento debes consultar a tu alergólogo.