Dermatitis atópica y alergia a alimentos

La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel con intenso picor y curso en brotes que afecta a un gran número de niños y adultos.

La prevalencia en niños es mayor, llegando a afectar al 15%-20% de éstos en los países industrializados y en adultos al 1%-3%. En el 45% de los niños el inicio de la DA ocurre en los primeros 6 meses de vida, en el 60% durante el primer año y antes de los 5 años en al menos el 85% de los individuos afectados. La remisión antes de los 15 años ocurre en el 60%-70% de los casos aunque puede reapare¬cer más tarde, siendo el principal factor de riesgo para la persistencia la gravedad de la DA en los primeros años de vida. De los adultos con DA, sólo el 16.8% inicia la clínica tras la adolescencia.
Alimentos desencadenantes

Los alimentos implicados varían con la edad, es más frecuente espe¬cialmente en la primera infancia siendo leche de vaca, huevo, soya, trigo, pescado, cacahuete y nuez los implicados hasta en el 90% de los casos; la alergia a leche, huevo, soya y trigo generalmente evoluciona a la tolerancia mien¬tras que pescado, cacahuete y nuez tienden a ser persistente. En adultos la alergia a estos ali¬mentos es mucho menos frecuente.
¿Es la alergia a alimentos la causa de la dermatitis atópica?

La DA y la alergia alimentaria son las primeras manifestaciones de la marcha alérgica y con frecuencia especial¬mente por parte de pacientes y familiares se han relacionado; el paciente con DA puede tener clínica de alergia con algún alimento pero que ésta sea la causa del eccema sigue siendo motivo de debate.

Puntos importantes:

• La dermatitis atópica y la alergia a alimentos están relacionadas pero la alergia a alimentos no es causa de dermatitis atópica. 
• Los alimentos pueden agravar la dermatitis atópica en algunos casos, siendo más fre¬cuente en lactantes con dermatitis mode¬rada-grave. 
• No se debe indicar dieta de evitación hasta comprobar la clínica tras dieta de evitación de unas cuatro semanas y reintroducción mediante provocación oral. 
• La piel con dermatitis atópica puede ser una vía de sensibilización y desarrollo de alergia por exposición cutánea a alimentos en el lactante, planteándose que la introducción oral precoz de alimentos alergénicos como el cacahuete, el pescado o el huevo puede facilitar la tolerancia.